Temas

Creación de empleos y la economía

Los estadounidenses en todo el país están sufriendo. Mientras los nevadenses siguen teniendo   problemas con los altos niveles de desempleo, mi prioridad número uno en el Congreso es dar la vuelta a la economía y lograr que los nevadenses vuelvan a trabajar. A pesar de la afirmación de que la ley de estímulo produciría una “sacudida inmediata” en nuestra economía, nuestra nación experimentó una pérdida de empleos récord después de su aprobación. Las empresas necesitan estabilidad para prosperar y crear empleos, y eso comienza con mantener los impuestos bajos y controlar el gasto gubernamental. Ahora es el momento para que el Congreso se enfoque en políticas económicas a largo plazo que reformen el código tributario, frenen el gasto federal, respalden políticas de energía integral y detengan el exceso de regulaciones. De esta forma, apuntalaremos la recuperación y proporcionaremos a las empresas la seguridad que necesitan para crear empleos.

Un gobierno grande no es la respuesta para arreglar nuestra economía. El Congreso debe  controlar el derroche del gasto público y reducir el tamaño del gobierno. Adoptar políticas pro-crecimiento que amplían la desgravación fiscal en todos los ámbitos y permitir que los estadounidenses mantengan más de lo que ganan llevará a la creación de empleos y a la prosperidad económica en el futuro. El capitalismo es la base de la prosperidad de Estados Unidos. Nosotros debemos aceptar estos principios, no huir de ellos.

 

Gasto federal y el déficit

A medida que crece nuestra deuda nacional, el dólar se debilita y los estadounidenses tienen que trabajar más para comprar menos. Reducir el gasto fuera de control y balancear el presupuesto debería ser una prioridad para el Congreso. Este gobierno ha estado despilfarrando dinero durante demasiado tiempo y ya es hora de que este comportamiento imprudente termine. Como opositor del paquete de estímulo y único miembro de la delegación de Nevada en votar contra el plan de rescate, creo que es esencial frenar el gasto, hacer frente a los déficits anuales y tener bajo control la deuda del gobierno.

El Congreso debe empezar a solventar inmediatamente el gasto fuera de control de Washington que ha llevado a los déficits y a la deuda sin precedentes. Durante demasiado tiempo, los miembros del Congreso no han podido incluso aprobar un presupuesto básico para frenar el gasto público récord, es por eso que presenté el Proyecto de Ley No Presupuesto, No Pago. Esta legislación eliminaría el pago a los miembros del Congreso a menos que aprueben un presupuesto. Recortar los gastos innecesarios, reducir nuestra deuda nacional y presionar a favor de una Enmienda de Presupuesto Balanceado que en definitiva obligará a Washington a vivir dentro de sus medios son altas prioridades mías.  

Es hora de que se le ponga mayor atención al control del gasto público. En adelante, los demócratas y republicanos deben comprometerse a trabajar juntos para que el Congreso pueda servir mejor a los estadounidenses logrando que Washington pueda poner su casa fiscal en orden.

 

Israel

Yo soy un firme defensor del Estado de Israel. Durante muchas décadas, Israel ha sido de forma continuada un fuerte aliado de Estados Unidos, siempre ha promovido los ideales de la democracia en el Oriente Medio e históricamente ha proporcionado invaluable asistencia internacional, salvando la vida de incontables civiles inocentes.

Estoy muy preocupado por la seguridad de Israel. Creo firmemente que Estados Unidos debería  seguir apoyando a su viejo amigo y aliado. Como la mayoría de estadounidenses e israelíes, sigo estando muy alarmado por la conducta irresponsable del gobierno radical de Irán. El gobierno iraní es un régimen opresivo que niega las libertades básicas de sus ciudadanos. Continúan siendo francos expresando abiertamente su deseo de ver a otras naciones - incluyendo  Estados Unidos e Israel - completamente destruidas. He viajado a Israel y he visto personalmente la amenaza que muchos israelíes enfrentan diariamente. He abogado por la ayuda de Estados Unidos a Israel para que tenga la capacidad de defenderse a sí mismo, y apoyo la legislación que castiga a Irán por la peligrosa búsqueda de armas de destrucción masiva. Tengan la seguridad de que seguiré apoyando al estado de Israel.

Vivienda y ejecuciones hipotecarias

Con una de las tasas más altas de ejecución hipotecaria de la nación, está claro que los actuales programas de vivienda federal no están dando buenos resultados para los propietarios de vivienda de Nevada. Demasiados nevadenses todavía están pasando dificultades para pagar sus hipotecas, enfrentan una ejecución hipotecaria o han tenido que vender sus casas a corto plazo sólo para poder sobrevivir. Con el fin de estabilizar el mercado de la vivienda y proporcionar alivio a los propietarios que están pasando dificultades, las políticas no sólo deben promover la vivienda responsable, sino también la creación de empleos.

Tenemos que volver a establecer un mercado de vivienda que tenga estabilidad a largo plazo en el que el capital privado, no el gobierno federal, sea principal fuente de financiamiento de hipotecas. Cualquier proyecto de ley de reforma de regulación financiera en el futuro debería poner fin a los rescates financiados por los contribuyentes, hacer más reformas a Fannie Mae y Freddie Mac y ayudar a resolver los problemas en el mercado de la vivienda.

Las ejecuciones hipotecarias no sólo afectan a las personas y familias. Tienen un gran impacto en los barrios y comunidades enteras debido a la caída del precio de la propiedad, facturas de gas y electricidad impagadas y aumento de delincuencia. El Congreso debe hacer todo lo que esté a su alcance para solucionar el problema en el mercado de la vivienda ya que la revitalización de Nevada depende de ello. Yo he propuesto una serie de ideas que ayudarán a las familias a permanecer en sus hogares y agilizar el proceso de venta a corto plazo.

Sistema de Salud

El sistema de cuidado de salud de nuestra nación necesita una reforma, pero una toma de posesión del gobierno no es la solución. Yo me opuse firmemente, argumenté y voté contra esta legislación tanto en el Comité de Medios y Arbitrios de la Cámara de Representantes como en el pleno de la Cámara. En pocas palabras, la ley de esta Administración está costando empleos y estancando el crecimiento económico de nuestra nación. Esta legislación de 2.6 trillones de dólares incluye un aumento sin precedentes de medio billón de dólares en impuestos, incluyendo una sanción que afectará a casi la mitad de las familias con ingresos menores a 66,150 dólares. 

La composición actual del Senado de Estados Unidos, junto con la actual administración, presentan impedimentos significativos a los esfuerzos que derogarían la ley del cuidado de salud y mantendrían bajos los impuestos. El Presidente quien promulgó la ley de salud no tiene ningún interés en revertir esta legislación. La realidad es que el costo de la ley de salud del Presidente continuará aumentando. Mi esperanza es que los miembros del Congreso de ambos partidos se unan y hagan algo para mejorar el acceso, reducir el costo de atención médica y dar cobertura a las personas con condiciones pre-existentes.

Una verdadera reforma de salud bajará el costo del cuidado médico al incluir la reforma de responsabilidad médica, volver a importar medicamentos recetados, y promover la competencia al permitir que los clientes compren seguros a través de las fronteras estatales. Estos pasos les proporcionarían a los consumidores más opciones a menor precio.

Seguridad fronteriza e inmigración

Estados Unidos es una nación de inmigrantes y se ha beneficiado enormemente por la inmigración legal. Apoyo las reformas que permitirían un proceso migratorio seguro, ordenado y que desalienta la inmigración indocumentada. El Congreso debe encontrar soluciones sensatas, compasivas y bipartidistas al problema de la inmigración. Aquellos que deseen contribuir a nuestra sociedad y economía deben tener la oportunidad de hacerlo, y nuestro proceso de inmigración legal no debe ser excesivamente engorroso para estos individuos. Por eso he pasado tiempo hablando sobre posibles propuestas de reforma de inmigración con el senador Marco Rubio, Republicano por Florida, y colegas afines. 

Los trabajadores invitados son una parte importante de la economía de Nevada. Desafortunadamente, las empresas que emplean a trabajadores estacionales han enfrentado más papeleo y burocracia para continuar los programas que han operado durante años. El Congreso debería asegurarse de que las empresas y los trabajadores que están siguiendo las leyes no estén siendo penalizados por hacerlo. Aumentar los programas de trabajadores huéspedes animará a los inmigrantes y a las empresas a cumplir por igual con el proceso legal establecido. Una mayor revisión y supervisión de estos programas podría ayudar mucho a satisfacer las necesidades económicas de nuestro estado y nación.

Nuestra nación también debería enfocarse en hacer cumplir las leyes de inmigración vigentes. Apoyo una mayor seguridad en las fronteras y la construcción de una muralla para ayudar a asegurar nuestras fronteras. Las empresas que a sabiendas incumplan la ley y contraten a  inmigrantes indocumentados deberían ser multadas. Los empleadores también deberían tener acceso a herramientas eficaces para determinar si un trabajador se encuentra en nuestro país legalmente y si es elegible para trabajar.

La oportunidad económica es la base del Sueño Americano, y mi prioridad número uno es ayudar a crear empleos y hacer crecer la economía. Las personas que vienen a este país quieren una vida mejor para sí mismos y para sus hijos. Pasar el proceso de inmigración ayuda a las personas a conseguir empleo estable, lo cual ayuda a los inmigrantes a lograr sueños como tener vivienda propia y ahorrar para el futuro. Por eso me siento orgulloso de ayudar a los nevadenses y sus familias a navegar por la burocracia de inmigración y continuaré trabajando para mejorar las políticas de inmigración de nuestra nación.

 

Veteranos

En Nevada viven más de 228,000 veteranos que han servido fielmente a nuestra nación y defendido la libertad de Estados Unidos. Estos hombres, mujeres y sus familias han dedicado sus vidas y hecho sacrificios significativos para proteger a Estados Unidos, y merecen nuestra eterna  gratitud. Como miembro del Comité de Asuntos de Veteranos del Senado y el Caucus del Senado sobre Empleos para Veteranos, estoy comprometido con asegurar que los héroes valientes de Estados Unidos reciban los beneficios y el cuidado que se han ganado y merecen.

Los veteranos, especialmente de Nevada, enfrentan una serie de desafíos, incluyendo el elevado índice de desempleo, un mercado de vivienda en dificultades y, muy a menudo, falta de vivienda. El Congreso tiene la responsabilidad de promulgar políticas que ayuden a los veteranos a superar estas dificultades y asegurar que el Departamento de Defensa y el Departamento de Asuntos de Veteranos tengan los recursos necesarios para satisfacer las crecientes necesidades de los veteranos de Nevada y de nuestra nación. Espero con optimismo continuar trabajando con mis colegas en el Comité de Asuntos de Veteranos del Senado para elaborar una legislación que proporcione a los veteranos el mejor cuidado posible en agradecimiento por sus servicios.

 

Energía

Nuestra nación necesita una política energética integral que nos permita desarrollar nuestros propios recursos así como encontrar formas para desarrollar los recursos renovables de forma eficiente y asequible. Las familias de la clase media en todo el estado ya se han visto obligadas a apretarse el cinturón, y lo último que necesitan es sentir la presión de los altos precios de energía. Estados Unidos está bendecido con abundantes recursos naturales, y tenemos la capacidad para asegurar un suministro asequible, estable, de energía necesaria para impulsar nuestra economía al desarrollarlos de manera responsable. Demócratas y republicanos deben trabajar juntos para desarrollar políticas concretas que bajarán los precios, ampliarán la producción nacional y reducirán nuestra dependencia del petróleo extranjero. En Nevada, tenemos tremendas  oportunidades para el desarrollo de energía renovable, así como el desarrollo de otros recursos importantes. Voy a continuar promoviendo el desarrollo responsable de casi el 87% de las tierras de Nevada que son controladas por el gobierno federal y apoyar medidas de sentido común que ayudarán a que nuestra nación avance hacia las tecnologías de energía alternativa para asegurar nuestro futuro. Como miembro del Comité de Recursos Naturales y Energía del Senado, estoy comprometido con promover políticas energéticas responsables que sirvan a los mejores intereses de los nevadenses y la nación.


Sueldo y beneficios de los miembros

Salario

La Constitución de Estados Unidos, en el artículo I, sección 6, autoriza la remuneración para los miembros del Congreso “determinada por la ley y pagada por el Tesoro de los Estados Unidos”. En la actualidad, el sueldo de los miembros es de 174,000 dólares al año.

El senador Heller nunca ha votado para aumentar su salario como miembro del Congreso. De hecho, él presentó una legislación que requiere que los miembros del Congreso aprueben una resolución presupuestaria concurrente y leyes de apropiaciones relacionadas para recibir el sueldo. El pago no se concede con carácter retroactivo si el Congreso no aprueba un presupuesto después de que ha pasado la fecha límite.

A lo largo de su historia, el Congreso ha dependido de dos métodos principales para ajustar los sueldos de los miembros. La legislación independiente, el método más frecuentemente usado, se utilizó por última vez para proporcionar aumentos en 1990 y 1991. Este fue el único método utilizado por el Congreso durante muchos años.

 El segundo método, bajo el cual los ajustes anuales entraron en efecto automáticamente a menos que fuera desaprobado por el Congreso, fue establecido en 1975. El senador Heller apoya cambiar este sistema injusto. Como servidores de los electores que los enviaron a Washington, los miembros del Congreso deberían tener que explicar al pueblo estadounidense por qué merecen un aumento de sueldo. El Congreso debe hacer frente a la crisis de la vivienda, aumentar la confianza de los consumidores estadounidenses y balancear el presupuesto antes de que incluso considere darse a sí mismo un aumento de sueldo.

De 1975-1989, estos ajustes anuales se basaron en la tasa de aumento anual de comparabilidad dado a los empleados federales. Este método fue cambiado por la Ley de Ética de 1989 para requerir que el ajuste anual sea determinado mediante una fórmula basada en ciertos elementos del Índice del Costo de Empleo. Bajo este proceso revisado, los ajustes anuales fueron aceptados 13 veces (previstos para enero de 1991, 1992, 1993, 1998, 2000, 2001, 2002, 2003, 2004, 2005, 2006, 2008 y 2009) y denegadas siete veces (previstos para enero de 1994, 1995, 1996, 1997, 1999, 2007 y 2010).

Bajo una cláusula en la Ley General de Apropiaciones del año fiscal 2009, los miembros no recibieron un ajuste salarial en 2010. Los miembros estaban originalmente programados para recibir un ajuste de sueldo de 2.1 por ciento en enero de 2010.

(Reporte del Servicio de Investigación del Congreso CRS 97-615, sueldos de miembros del Congreso: Votos del Congreso, 1990-2010, Ida Brudnick).

Beneficios de salud

Los miembros del Congreso pueden optar por participar en el Programa de Beneficios de Salud para Empleados del Gobierno Federal (FEHBP, por sus siglas en inglés) y pagar las mismas primas y copagos aplicables a su plan como lo hacen los otros 2.7 millones de empleados federales. Por un cargo adicional, los miembros del Congreso pueden recibir servicios de cuidado de salud de la oficina del médico que atiende en el Capitolio de Estados Unidos. Los miembros también pueden comprar el cuidado médico de los hospitales militares usando su beneficio de FEHBP.

El senador Heller cree que los miembros del Congreso deberían tener que vivir con las mismas leyes de cuidado de salud que escriben para el pueblo estadounidense. En 2009, él ofreció enmiendas a las leyes de cuidado de salud consideradas por el Comité de Medios y Arbitrios de la Cámara de Representantes y en el pleno de la Cámara de Representantes            que habría requerido a los miembros del Congreso participar en el plan de seguro médico estatal que estaban intentando crear para millones de estadounidenses.

(Reporte del Servicio de Investigación del Congreso,CRS - RS21982, beneficios de salud para los miembros del Congreso, Barbara English).

Medicare y Seguro Social

Contrario a muchos de los rumores de internet, los miembros del Congreso pagan los mismos impuestos sobre la nómina como lo hacen todos los otros trabajadores a Medicare y el Seguro Social.

Jubilación

Las pensiones del Congreso, como las de otros empleados federales, son financiadas a través de una combinación de contribuciones del empleado y el empleador. Los miembros del Congreso son elegibles para una pensión a los 62 años de edad si han completado por lo menos cinco años de servicio. Los miembros son elegibles para una pensión a los 50 años si han completado 20 años de servicio, o a cualquier edad después de completar 25 años de servicio. La cantidad de la pensión depende de los años de servicio y el promedio de los tres años de salarios más altos. Por ley, la cantidad inicial de anualidad de retiro de un miembro no puede exceder el 80 por ciento de su salario final. La pensión promedio anual para Miembros bajo el Sistema de Jubilación de Empleados del Gobierno Federal (FERS) fue de 36,732 dólares en 2007.

Los miembros jubilados también pueden participar en el Programa de Beneficios de Salud para Empleados del Gobierno Federal (FEHBP) bajo las mismas reglas de otros empleados federales. Los miembros que cumplen los requisitos de período mínimo de inscripción que también son elegibles para una anualidad inmediata pueden continuar participando en el programa de beneficios de salud cuando se jubilen y deben seguir pagando las primas y copagos asociados con su plan de salud.

(Reporte del Servicio de Investigación del Congreso, CRS - RL30631, beneficios de jubilación para los miembros del Congreso, Patrick Purcell)